Escudo de la República de Colombia

La Gobernanza del siglo XXI

Publicado el Miércoles, 05 Julio 2017, en Noticias

Los retos de Gobernanza que generan las aglomeraciones urbanas en el siglo XXI requieren de capacidad institucional, en donde 'la ciudad' y sus diferentes actores sean los nuevos protagonistas.

Foto Valle de Aburrá - Flickr - Juliana Múnera

 

Para el Profesor Andrés Molano, Director académico del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría, hay dos rasgos o características para describir el mundo del siglo XXI. Por un lado, es un mundo esencialmente urbano, en donde la población urbana ha venido aumentando sustancial y sostenidamente durante las últimas décadas, y todo parece indicar que esa tendencia se mantendrá en los años por venir y como consecuencia de ello, es un mundo evidentemente de ciudades, las cuales han dejado de ser municipios y se han convertido en verdaderas constelaciones. Por otro lado, es el mundo de los riesgos y los desafíos complejos en materia de sostenibilidad y de mantenimiento de las condiciones de vida y de los entornos que hacen posible tanto la convivencia pacífica, como el desarrollo económico y el progreso social, puesto que son muchas las vulnerabilidades que enfrentan las comunidades humanas, lo cual ha llevado a desarrollar nociones ampliadas del concepto de seguridad; pero sobre todo ha obligado a transformar la gobernanza.

 

En este sentido, respecto a la primera situación, Sergio Bustamante, Economista y Consultor Independiente, coincide en afirmar que “de los grandes fenómenos territoriales contemporáneos, el más interesante es el de la aglomeración urbana. Este es un fenómeno reciente, dinámico, explosivo, poco conocido y peor gestionado, que está generando grandes, graves y complejos problemas que todavía no comprendemos adecuadamente y que están desbordando claramente las capacidades institucionales que se disponen para gestionarlos”.

 

 

De allí que estas conocidas aglomeraciones supramunicipales requieran que la gestión de sus problemas no se dé desde el municipio, el cual “hace mucho tiempo fue desbordado en sus contenedores político administrativos y en sus capacidades institucionales”, indicó Bustamante, sino que se vea desde una visión mucho más ampliada. En donde la gobernanza, entra a jugar un papel fundamental.

 

 

Esta, definida por el Profesor Molano, como el conjunto de actividades y el marco institucional así como los actores que intervienen en ese tipo de actividades, a través de los cuales se gestionan los problemas colectivos, de carácter transnacional y multidimensional, que no pueden ser resueltos por los Estados actuando unilateralmente, y que requieren abordajes tan complejos como su propia naturaleza.

 

 

Por lo cual, “se explica que hoy se hable de gobernanza internacional, esencialmente intergubernamental e interestatal a la gobernanza global. Esta última en donde la administración y la gestión de los problemas y desafíos colectivos, desde el cambio climático hasta las pandemias, los efectos asociados a los conflictos armados y las migraciones forzadas, son abordados no desde la perspectiva de un único tipo de actores, es decir, los Estados, sino con la plena conciencia de que para enfrentarlos de manera eficaz se requiere la incorporación de otros actores”, expresó el Profesor Molano.

 

En este sentido, replicar ese modelo de gobernanza global es necesario, no solo desde el nivel nacional, sino desde el nivel metropolitano y regional con gobernanza multinivel, multisectorial y multidimensional. En donde se ubiquen como nuevos protagonistas de la gobernanza, a las ciudades, los gobiernos, las comunidades y los grupos sociales y las empresas que operan en estas.

 

 

Lo anterior, dado que como lo indica el Profesor Molano, la segunda característica del mundo del siglo XXI y con ello de las ciudades del siglo XXI, involucra sus riesgos y desafíos; en razón a que “las ciudades, en el actual escenario, tienen unas preocupaciones y unas capacidades”. Esto, dado que la ciudad es el escenario de innovación, conocimiento y generación de riqueza y en sí de producción de bienestar. Y “sin las ciudades, nada de esto es posible, y ello obliga a pensar en las ciudades como sujetos activos y cada vez más protagónicos de la gestión y la administración de los problemas y asuntos colectivos; no solo en lo local, sino en un mundo interconectado e interdependiente como el actual a escala verdaderamente global” concluyó el Profesor Molano.  

 

  • Escrito por: Daniela García

    • Etiquetas: 100Expertos, AGU
    • Visitas: 865
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)