Escudo de la República de Colombia

En Bogotá hay zonas que se hunden hasta 7 centímetros por año

Publicado el Martes, 20 Junio 2017, en Noticias

Una investigación de la Universidad Nacional determinó con imágenes de diferentes años que Bogotá se ha venido hundiendo, principalmente por la explotación de agua subterránea. 

Foto Andrés Felipe Castaño - Unimedios

 

De acuerdo con Guillermo Ávila, profesor de la Universidad Nacional de Colombia, Doctor en Ingeniería del Terreno de la Universidad Politécnica de Cataluña en Barcelona y Posdoctorado en Ingeniería Geotécnica de la Universidad de Texas A&M, la capital del país está sufriendo de hundimiento de grandes extensiones de suelos que se conoce técnicamente como subsidencia.

La subsidencia puede originarse por procesos naturales (endógenos), como fallas geológicas, desplazamientos de las placas continentales o erupciones volcánicas; o por la acción del hombre (exógenos), como la extracción del subsuelo de importantes volúmenes de agua, petróleo o gas, la construcción de túneles o la sobrecarga extensiva del terreno.

“Con el apoyo de Ingeominas que ahora es el Servicio Geológico Colombiano se empezaron a hacer unas perforaciones y se instalaron instrumentos para medir las presiones del agua y ahí se pudo identificar que efectivamente hay unas deficiencias de presión que probablemente dan origen a unas deformaciones de terreno”, explicó el profesor Guillermo Ávila, uno de los #100Expertos consultados por el Instituto de Estudios Urbanos.

Posterior a esto, señaló el Ingeniero, en el Instituto Distrital del Gestión del Riesgo y Cambio Climático (IDIGER) se planteó un proyecto de medición de deformaciones con instrumentación satelital, en el que se utilizó una metodología denominada interferometría diferencial y esto permitió identificar con imágenes de diferentes años que Bogotá se ha venido hundiendo.

“Tenemos tasas de subsidencia bastante importantes del orden de 7 centímetros por año en algunos sectores, en otros sectores es de 1 centímetro, es decir, hay deformaciones diferenciales”, indicó.

El Profesor manifestó que este hundimiento no lo notan los ciudadanos por el tamaño del terreno, sin embargo, advirtió que proyectos como el metro de Bogotá deben tener en cuenta estas condiciones del suelo para no generar deflexiones que lleguen a ser importantes.

“De acuerdo con las proyecciones de subsidencia a mediano y largo plazo vamos a tener más problemas, sobre todo si se sigue un proceso de explotación de agua subterránea intensivo en zonas como las de Puente Aranda y otros sectores de Bogotá”, concluyó e ingeniero Guillermo Ávila. 

  • Escrito por: Paola Medellín 

    • Etiquetas: 100Expertos, AGU
    • Visitas: 774
    • Calificar:
      0.0/5 Rating (0 votos)