Descripción de la Ciudad
Condiciones físico geográfica ¬ Hidrografía ¬ Humedales

Humedal Tibanica

Ubicación

El Humedal de Tibanica se encuentra en jurisdicción de la localidad de Bosa, al sur occidente de Santa Fe de Bogotá D. C. Muy cerca de él pasa la Quebrada Tibanica que fue su fuente de abastecimiento principal de agua, hoy convertida en canal de drenaje severamente contaminado por desechos domésticos e industriales del municipio de Soacha. EL Humedal de Tibanica está ubicado al occidente de la Autopista sur, entre la localidad de Bosa y el Municipio de Soacha, lindando con el Canal Tibanica. Uno de los dos fragmentos en que se divide este humedal se conoce también con el nombre de Humedal Potrero Grande y pertenece al Municipio de Soacha, siendo solo el fragmento occidental el que pertenece a Bogotá, aunque usualmente el nombre de Potrero Grande es aplicado al conjunto de las dos fracciones. En la zona que colinda con la localidad de Bosa se encuentran asentados los siguientes barrios: La Esperanza y Manzanares en el sector norte, en su sector nororiental se encuentran las urbanizaciones: Júpiter, Barlovento, los Barrios Los Olivos 2º sector y predios aún sin construir como: El Junco, La Tingua y El Erial.

En el sector sur, en limites con el municipio de Soacha, se presentan taludes de relleno donde se asientan algunos barrios ilegales que aún continúan en expansión a merced de áreas del humedal, en este mismo sector se encuentran ya consolidados los Barrios: La Despensa, León XIII, Pablo VI, Juan Pablo I, La María, Rincón de Santa Fe entre otros. En su sector suroccidental existen predios rurales con cultivos de flores, y algunos potreros, es por allí por donde atraviesa la Quebrada Tibanica. Al occidente está la Hacienda Potrero Grande.

Extensión

Hoy en día este humedal se encuentra fraccionado en dos cuerpos, por un terraplén sobre el que se construyó un carreteable que conduce hacia algunas fincas ganaderas. El área acotada comprende una extensión legal de 24 ha y sus terrenos son vigilados actualmente por la EAAB.

Hidrografía

En sectores al sur de Bosa la precipitación alcanza valores entre 550 a 660 mm. anuales, conformando una de las partes más secas de la ciudad y de toda la cuenca alta del Río Bogotá. La cuenca que aporta agua al Humedal Tibanica, está completamente urbanizada, sin embargo, no posee una infraestructura apropiada de desagüe, tanto de lluvias como de aguas servidas. El diseño de la estructura de desagüe está a cargo de la firma Salgado-Meléndez, en el marco del proyecto Agrológicas III.

El análisis teórico de la cuenca tributaria del Humedal, muestra que para los diferentes períodos de retorno, la capacidad de almacenamiento es apropiada para mitigar la creciente correspondiente a una escorrentía con un periodo de retorno de 100 años. Debido a la pendiente de la cuenca y a la existencia de una obra de desagüe, la cota de descarga al humedal de algunos canales es muy profunda, correspondiendo aproximadamente a 2.5 m por debajo del nivel del fondo del humedal. Lo anterior contribuyó a que se concertara la construcción de una obra de pondaje aguas abajo del Humedal Tibanica, la cual será alimentada por los canales Agrológicas III. y Los Laureles.

Calidad de las aguas

Este humedal presenta dos problemas en el flujo de aguas: El primero es que el agua que le ingresa es muy poca, existiendo un déficit producto del aislamiento hidráulico de sus fuentes originales de abastecimiento, y el segundo es que las descargas de aguas negras de los barrios aledaños ocasionan una alta contaminación, siendo relevantes los niveles altos de coliformes fecales. Los niveles de fósforo y nitrógeno en el agua son excesivos, contribuyendo a la eutroficación del humedal y en consecuencia a que la comunidad ecológica sea menos diversa.

Fauna

Entre los mamíferos se conoce que hasta hace poco tiempo había una buena población de curi (Cavia porcellus anolaime), pero ésta ha sido casi exterminada por la cacería excesiva. Por otra parte, un muestreo muy rápido de macroinvertebrados acuáticos (Eei/Hidromecanicas 1998), realizado en una zona inundada por aguas residuales de Tibanica, registró tres especies, en donde la de mayor abundancia es el molusco (Physa sp.) y el coleóptero (Anchytarsus sp.)

Tibanica como la mayoría de humedales de Bogotá posee una franja con gran cobertura de juncales, que en este humedal se ubica en el extremo noroccidental, sector de Bosa, donde se registra la presencia permanente de monjitas (Agelaius icterocephalus bogotensis), caicas (Gallinago nobilis), tingua piquirroja (Gallinula chloropus) y chorlos playeros (Tringa spp). Un segundo sector del humedal posee espejos de agua, donde se destaca la presencia abundante del cucarachero de pantano (Cistothorus apolinari) y una buena población de tinguas de pico amarillo (Fulica americana), chorlos playeros (Tringa spp), chamones (Molotrhus bonariensis) y tinguas piquirojas (Gallinula chloropus). El tercer sector, colindante con el municipio de Soacha conserva buena cantidad de las especies ya nombradas más otras especies no registradas en el primer sector, como son el atrapamoscas (Tyrannus tyrannus), gavilán maromero (Elanus caeruleus) y al parecer zambullidores (Podilymbus podiceps). Sobre la escasa vegetación arbustiva existente, en sus zonas de ronda es posible observar especies migratorias no acuáticas como: cerrojillos (Dendroica fusca), atrapamoscas (Contopus virens), vireos (Vireo sps) y bobitos (Coccyzus americanus).

Vegetación

Entre las comunidades acuáticas presentes, las de mayor extensión son las de tipo juncoide dominadas por Scirpus californicus (SC). Se presentan unos pequeños parches de vegetación de tipo graminoide con predominio neto de enea (Typha dominguensis).

Adicionalmente, en este humedal se encuentran comunidades de especies de tipo flotante no enraizadas cubriendo grandes sectores, entre éstas cabe destacar, la lenteja de agua (Lemna sp.), el helecho de agua (Azolla filiculoides) y los buchones de agua (Limnobium laevigatum y Eichhornia crassi- pes). Dentro de las especies herbáceas emergentes destaca por su conspicua presencia el botoncillo (Bidens laevis). En algunas áreas se presenta un avanzado estado de terrarización, con dominio del pasto kikuyo (Pennisetum clandestinum). La ronda de este humedal se encuentra con escasa cobertura vegetal arbórea o arbustiva y entre los árboles existen algunos eucaliptos (Eucalyptus spp. RA) distribuidos a manera de cercas vivas.

Marco legal específico

Este humedal esta incluido dentro de la normatividad urbana del Acuerdo 06 de 1990, que plantea la existencia del sistema hídrico y la necesidad de conservarlo. Igualmente está incluido dentro del Acuerdo 19 de 1994, que conjuntamente con los otros humedales del Distrito Capital, lo declara como Reservas Ambientales Naturales. El acotamiento de sus zonas de ronda quedo establecido mediante la Resolución 194 de 1995, emanada de la EAAB.

El Humedal de Tibanica está incluido en el Plan de Ordenamiento Físico del Borde Occidental de la ciudad de Santa Fe de Bogotá adoptado mediante el Acuerdo 26 de 1996, el cual determina en su Articulo 10, que el Sistema Hídrico, conformado por los cuerpos de agua, canales y vallados existentes y proyectados por la EAAB de Bogotá, así como sus rondas hidráulicas y zonas de manejo y preservación ambiental, deberán integrarse al sistema de zonas verdes y recreativas, y serán tratadas como áreas arborizadas, donde solo se permite el uso forestal.

Los usos permitidos para este humedal y que han sido establecidos por el P.O.T. que se encuentra en curso de ser aprobado, los clasifica como: uno principal que es el de conservación y otros compatibles como los de ecoturismo, forestal protector y protector productor e institucional educativo.

Problemática

El Humedal de Tibanica presenta una reducción considerable del ecosistema, original debido a procesos de terrarización o desecación, en donde dominan pastizales de kikuyo. Existen sin embargo, zonas inundadas por aguas lluvias y ocasionalmente por aguas residuales del desborde del canal Tibanica y zonas que aún conservan características y vegetación típica de los humedales, en los extremos del límite legal.

El sector conocido como "Potrero Grande" casi en su totalidad ha sido desecado y acondicionado, para el establecimiento de áreas para el pastoreo. No existiendo allí actualmente ninguna especie vegetal o animal, característica de los sistemas de humedales de la Sabana de Bogotá.

Actualmente las aguas del Canal Tibanica, presentan condiciones de alta contaminación, producto del vertimiento de aguas negras y residuos líquidos industriales provenientes de Soacha, produciendo olores nauseabundos que generan problemas respiratorios, afectando principalmente a la población infantil.

Fuente: Adaptación con base en la información consignada en "Ecosistemas Estratégicos" iniciativa del Departamento Técnico Administrativo del Medio Ambiente.

 
 
Inicio Imprima esta página Contáctenos Mapa del Sitio Buscar Página anterior Subir